Sage presenta el I Benchmark Sage Pay sobre pymes online en España

Mar 22/01/13, 16:00

Más del 50% de las pymes online españolas están perdiendo ventas potenciales.

Sage Pay, proveedor de servicios de pago (PSP o Payment Service Provider) y unidad de negocio de FTSE 100 The Sage Group ha publicado esta mañana en Madrid su informe “I Benchmark Sage Pay sobre PYMES online en España”. En este primer estudio comparativo sobre los negocios online españoles, Sage Pay ha analizado a más de 500 pymes españolas. El objetivo de este estudio ha sido descubrir qué factores conducen a los negocios online a alcanzar el éxito, cubriendo aspectos que van desde cómo atraen a los usuarios a sus páginas Web, hasta cómo distribuyen sus bienes y servicios, y cómo evitan fraudes e irregularidades. El resultado es el más exhaustivo “retrato” sobre los negocios online españoles realizado hasta la fecha en nuestro país.

El estudio ha sido presentado por Santiago Solanas, CEO de Sage España; Simon Black, CEO de Sage Pay; Jorge Sorial, Director de desarrollo de negocio de Sage Pay y el experto en e-commerce y fundador de Kibo Ventures Aquilino Peña.

Los negocios, desde dentro

Este estudio ofrece interpretaciones y datos realmente valiosos sobre cómo las pymes online españolas llevan a cabo sus operaciones. "Aunque en España el ecommerce sigue creciendo a un ritmo anual de casi el 20%, las pequeñas empresas que hemos analizado aún desaprovechan considerables oportunidades comerciales por no monitorizar en qué punto y por qué razones pierden un gran número de compras", apunta Santiago Solanas. Así, resulta realmente sorprendente que el 52% de los entrevistados afirme desconocer las causas por las que sus compradores potenciales abandonan el proceso, y que el 54% ignoren en qué momento se produce dicho abandono. "Somos conscientes de que las herramientas de monitorización y optimización de páginas Web son recursos que pueden exigir mucho tiempo y trabajo, pero sus resultados compensan ya que permiten aumentar las ventas de los negocios", añade Jorge Sorial.

De los entrevistados en el estudio, el 62% afirmaba desconocer las herramientas necesarias para reducir a un mínimo el abandono en los procesos de compra.

Otros aspectos que las pymes españolas descuidan son el MCommerce y la internacionalización. El estudio plantea una serie de nichos de crecimiento para las pymes online de cara al año que comienza. "En el curso del estudio hemos descubierto datos realmente sorprendentes como que, a pesar del imparable aumento en el número de usuarios de smartphones y dispositivos móviles que se vive en España (el país europeo líder en la adopción del smartphone), el 60% de los pequeños negocios online españoles no han optimizado sus páginas Web para móvil, ni tienen un App", continúa Sorial.

De entre las empresas que ya han optimizado sus Web para móviles y App, casi un 22% afirman que este canal representa un 10% de sus transacciones, mientras que para casi el 9% supone un 20%. En el caso de las empresas restantes, sus Web o Apps les suponen más del 40% de sus ingresos.

Simon Black, CEO de Sage Pay sostiene que “España presenta increíbles oportunidades de crecimiento gracias al ecommerce. En nuestro estudio hemos dado con diferencias clave entre España y países con un mercado más consolidado, como el Reino Unido, como es el caso en el volumen de empresas con mcommerces (40% frente al 73% del Reino Unido) o el de negocios que operan con el extranjero (un 51% frente a un 61%). De cara a 2013, los negocios online españoles muestran un buen comportamiento y gozan de un futuro prometedor que les llevará superar la crisis y expandir sus actividades, gracias al ecommerce”.

Por otro lado, el estudio también muestra que los negocios online están poniendo en riesgo a sus clientes y ellos mismos. Así, la prevención del fraude y la adecuación a las normas de seguridad PCI DSS siguen siendo asignaturas pendientes para la mayoría de los negocios online españoles. "Actualmente, el 45% de las PYMES online españolas no utilizan herramientas para la prevención del fraude con las que proteger a sus clientes y a sus propios negocios", apunta Sorial.

A pesar de esta cifra, el 82% de los entrevistados afirma no haber registrado pérdida alguna por fraude a lo largo de este año. De los que afirman haber registrado pérdidas por fraude, el 16% afirma que se ha tratado de cantidades de entre 1 y 1.000 euros. Solo un pequeño porcentaje (un 2%) de los negocios analizados afirman haber sufrido pérdidas significativas, de entre 1.000 y 6.000 euros."Aunque las pérdidas son reducidas, los negocios online que no se protegen contra el fraude se están exponiendo a riesgos", reconoce el Director de desarrollo de negocio de Sage Pay.

Seguridad

El 50% de los entrevistados afirma desconocer y no estar familiarizado con la certificación de seguridad PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard o Estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta). Así, el 39% de los entrevistados afirma cumplir lo estipulado en esta normativa, frente a un 9% que afirma que no lo hace y un 53% que no responde.

"Cabe preguntarse, ¿qué necesita un negocio online para adecuarse a la certificación PCI DSS? Este conjunto de normas resulta crucial de cara a impedir que posibles hackers sustraigan los datos de los clientes. La compraventa de datos de tarjetas de crédito está muy extendida y es una actividad que resulta muy lucrativa. Esto implica que cualquier posible ataque exitoso contra la seguridad de un negocio online puede acarrear unas repercusiones adversas incalculables para su reputación, así como un sinfín de multas. Cuanto más proteja a sus clientes, más estará protegiendo su negocio. En el presente estudio ofrecemos información de gran utilidad, que permitirá a los negocios online adecuarse correctamente a la certificación PCI DSS", continúa Sorial.

Objetivos para un 2013 marcado por la crisis

El estudio revela que aumentar las ventas a lo largo de los 12 próximos meses es el objetivo principal del 60% de las pymes. Otros objetivos importantes para este ejercicio son aumentar el tráfico Web (25%), diferenciarse de los competidores (11%) e invertir en marketing para atraer a clientes (6%). "Aumentar las ventas y crear nuevos canales de ventas para poder sortear la crisis constituyen las principales motivaciones de las PYMES españolas a la hora de abrir un negocio electrónico".

Otro punto importante de este estudio son los importes medios de las transacciones realizadas por los consumidores españoles. Los españoles siguen adoptando de forma gradual las compras en la red, pero aún son reacios a compras de grandes cantidades, ya que dichas compras presentan el inconveniente de no poder ver el producto de antemano y por la poca confianza en la seguridad en línea y las garantías de los productos. Así, el 26% de los comercios en línea han registrado transacciones por un valor medio de entre 11 y 50 euros, un 25% con un valor medio de entre 101 y 500 euros y un 24% con un coste de entre 51 y 100 euros. Solo el 7% operan con gastos medios de entre 501 y 1.000 euros y el 8% con gastos superiores a los 1.000 euros. Por otra parte, el 6% afirma haber realizado transacciones por valor de menos de 1 euro.

Miedo a la internacionalización

En una tendencia similar, uno de los principales escollos por resolver para las pymes españolas es el aprovechamiento de las ventajas que ofrece el comercio electrónico a la hora de vender productos y servicios más allá de nuestras fronteras. Así, el empresario suele ser bastante reacio a vender sus servicios fuera de España. De hecho, un 49% de los entrevistados afirman no tener infraestructura alguna para vender sus productos en el extranjero.

Del 51% de entrevistados que sí exportan sus productos, el 46% los vende en otros países europeos y, lo que resulta llamativo, sólo un 13% vende productos en América Latina que no sólo es uno de los principales mercados emergentes del momento, sino que debería ser uno de los territorios naturales para el desarrollo comercial de los negocios españoles, ya que no requiere apenas personalización de las Webs para sus usuarios. Por otro lado, Estados Unidos, Asia y África apenas registran comercio desde España, con unos porcentajes respectivos del 11%, el 3% y el 1%. Así pues, las ventas “en casa” siguen siendo el motor principal del comercio electrónico español.

Redes sociales como herramienta de marketing

Las redes sociales han transformado la vida de los usuarios, así como la forma de hacer negocio y de posicionar las compañías que se consagran a Internet como canal de generar más ingresos. Así, el 62% de los entrevistados afirma emplear las redes sociales para publicitar sus negocios. La red social más valorada entre los empresarios españoles es Facebook, con más de un 70% de los votos, seguida por Twitter, con más de un 63%. El tercer lugar lo ocupa LinkedIn, la red social para profesionales, con aproximadamente un 25% de las respuestas. Otro pequeño porcentaje (un 8%) afirma utilizar Tuenti, mientras que un 14% afirma no utilizar ninguna red social.

El estudio refleja además las principales exigencias de los negocios para con sus proveedores de servicios de pago: seguridad (55% de las respuestas), transparencia (más del 68%), integración con la Web del negocio (45%) y experiencia de uso (26%).