You are here

Seis claves para saber si estás vendiendo demasiado barato

Subir los precios suele ser una de las decisiones más difíciles de tomar por los Empresarios, ya que siempre existe el miedo de que, al subirlos, perdamos clientes, dejen de comprarnos, y entremos en problemas. No obstante, muchas veces conviene revisar la competencia, saber en qué precios se mueven, y realizar ajustes que nos permitan solventar problemas derivados, precisamente, por los precios que tenemos establecidos.

Así, desde INC.com y a través de David Finkel, nos ofrecen seis claves para saber si, efectivamente, tenemos establecidos los precios muy por debajo del resto.

1. Tener presente el coste de producción para que, la diferencia entre el precio establecido y el coste del producto, sea positiva.

2. Evaluar a tus competidores, e identificar qué ofreces que te hace diferenciarte del resto y, por lo tanto, que te escojan a ti. Si lo que ofreces es mejor que el resto, podrás permitirte subir el precio del producto.

3. Incentivar y exponer el valor añadido que lleva nuestro producto, qué lo hace destacar sobre los demás y, por ello, que nos elijan a nosotros.

4. Deberás tener en cuenta la posibilidad de subir el precio a tus clientes más veteranos, por mucho que te pese, pero en definitiva son ellos los que estarán más dispuestos a asumir ese incremento, pues el hecho de seguir contigo hace que confíen en ti y que prefieran seguir contigo a buscar alternativas en la que no confían.

5. Limitar la producción para que, si la demanda es mayor, se convierta en un producto exclusivo. Y con un valor añadido se podrá vender más caro.

6. No mantener precios bajos sin una razón de peso. Ello puede conllevar a que posibles clientes sospechen que no somos de garantías, y los clientes prefieren pagar un poco más sabiendo que todo va a salir bien.

Fuente de la noticia.